Progenote's blog

28 septiembre 2005

Correo postal: el arcaísmo avernal

Paquetones! Eso es lo que sois.

La breve historia que voy a contar transcurre en Madrid capital de España, ciudad vanguardista en medios de comunicación.

Resulta que un muy buen amigo mío residente de EEUU y su padre (gracias a los dos ;@) decidió hace 10 días enviarme un paquete con una sorpresa por mi reciente graduación. El paquete debería haber llegado a mi domicilio ya, por lo que intuí algo iba mal. Me personé en correos e indagué sobre el estado del paquete. Tras facilitarle los datos del envío la oficinista, muy atenta y dedicada por cierto, me comentó que el paquete se hallaba "retenido en la aduana" sin poder concretar más, como sería explicarme el motivo de dicha retención. Quedamos en que esperaría unos días, porque el paquete ya había llegado a España y la demora podría deberse a que había habido un fin de semana por medio que justificase la retención. Al día siguiente, o sea ayer, me llegó una carta certificada y urgente de correos, indicándome que para recoger el paquete debería presenciarme en la aduana de correos en el aeropuerto y presentar una DUA, o declaración única de aduanas. Hoy he llamado para enterarme de qué hay que llevar para presentar la dichosa DUA y me ha dicho escuetamente un agente de aduanas que para presentar la DUA debo llevar la factura de la compra del paquete. Le he dicho al señor agente que el paquete contiene un regalo y no tengo factura de compra alguna. Me ha respondido que el que lo envió sí poseería la factura... Esa contestación me ha irritado tremendamente. A ver porqué narices tengo yo que enseñar factura alguna si me han enviado un regalo. He esperado que me diera una solución y he colgado en unos segundos porque el hombre no estaba por la labor. Me he quedado con las ganas de decirle: "A ver subnormal, que la factura está dentro del paquete", a ver cómo respondía, pero por ser educado he quedado 'muy fisno'. En definitiva, que le he tenido que preguntar a mi amigo qué contiene el paquete, me ha enviado la factura del regalo por fax y tendré que presentarme de nuevo, no sé si en correos o en la aduana, para conseguir que me lo despachen. Cuando me pregunten por el precio del regalo, les diré: "Esto es lo que cuesta en la calle, pero para mí tiene un valor incalculable... apúntelo." (me encanta, kaos).

Estas cosas no pasan con compañías como UPS, MRW o SEUR. Es más caro pero te ahorran cachondeos de aduanas y declaraciones varias.



La tecnología seguirá avanzando hasta el día que se puedan escanear los paquetes y lleguen a su destino. Será entonces cuando habremos acabado con este vestigio de los correos postales.

La moraleja del post es: "Todos los paquetes de España, tanto cajas como empleados, están reunidos en la aduana".

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,