Progenote's blog

30 octubre 2005

Encontronazo con la creación de la bestia

Llego a casa cansado y acalorado después de un largo día y veo que algo ha cambiado: mi ratón no está. De acuerdo, admito que se había deteriorado un poco, pero tampoco era para tanto. No era preciso tomar medidas tan drásticas. Y digo drásticas, porque en lugar de mi ratón, veo esto:



Escalofriante, ¿verdad? Es un ratón de Microsoft. Por un momento pienso que es un cortocircuito de la alimentación de mi sistema óptico, pero al pasar la mano sobre él con desconfianza tengo la certeza absoluta de que no es una alucinación ni un sueño, es una pesadilla. El ratón Microsoft está conectado a mi computadora y descansa posado sobre mi mesa. Desprende un hedor a monopolio que me ocasiona náuseas. Ojalá hubiera vomitado sobre él y mi ácido gástrico lo hubiera derretido. La creación de la más egoísta bestia digital que tengo delante me muestra sus dientes. Su mera presencia es amenazante. Me siento capaz de percibir una maléfica aura a su alrededor... ¿serán los infrarrojos? Un abominable roedor esperando que le acaricie -y he aquí mi venganza- para cargar Debian, visitar mi cuenta Gmail con Mozilla y enviar un e-mail a Hispalinux en busca de socorro. Rápidamente pienso que esto sólo puede ser cosa de un padre desesperado por el deterioro progresivo de los botones y la disfunción senil de la bola de scroll. Y no me equivoco. Meses luchando por desinstalar de la máquina Windows, Office y todo programa con similar en versión opensource, para que de la noche a la mañana alguien de mi propia familia me haga el amargo favor de adquirir un ratón de la multinacional de la que trato de huír en vano. Nos invade, porque el usuario medio asume el coste de pagar dos euros más con tal de contar con el aval de una marca con tanto caché. A pesar de todo confieso que me considero un perruzo en toda regla: yo no hubiera optado por ese ratón, pero ya que lo tenemos, aprovechémoslo. Echo un vistazo a la caja del ratón y a la ficha técnica online del mismo, donde sostienen los técnicos de la empresa que los únicos sistemas operativos soportados por su creación son Microsoft Windows ® XP, Windows 2000 Professional, Windows Millennium Edition, Windows 98 and Windows NT ® 4.0 y Macintosh Mac OS X versions 8.6-9.x y versiones 10.1-10.3.x (excluida Mac OS X versión 10.0)... Jajaja, ¿Dónde está Linux? Porque el ratón funciona en esa plataforma, prueba de ello es que ahora estoy escribiendo este documento. De todo esto se saca 'lo que debe doler' saber que un software que además de ser 100% gratuito, aprovecha y es 200% compatible con toda tu obra, y que hay un 300% de seguridad de que no hay forma de sacarle los cuartos a los autores, como habrán hecho con Apple. Tengo claro que el precio del monopolio no es otro que la pérdida de la iniciativa comercial a largo plazo. Estamos en una sociedad libre donde la tecnología avanza para todos, no sólo para las empresas más poderosas. Y yo me alegro de que sea así, ya que eventos como este ponen de manifiesto que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Y el puesto del software libre no es otro que la 'pole' ;-)

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: , ,

27 octubre 2005

Humor gráfico: 'no a las carpetas'



Sí hombre, sí... mejor todo en el escritorio, que luego es fácil encontrarlo.

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

25 octubre 2005

How many Google machines



An interesting tidbit coming out of the Google S-1 filing is that they have spent about $250 million on hardware equipment. From there, we can get a few guesses at the magnitude of the Google system. Based on quick back of the envelope calculations, it looks like Google is managing between 45,000 and 80,000 servers. Here's how I arrived at this conclusion:

According to calculations by the IEEE, in a paper about the Google cluster, a rack with 88 dual-CPU machines used to cost about $278,000. If you divide the $250 million figure from the S-1 filing by $278,000, you end up with a bit over 899 racks. Assuming that each rack holds 88 machines, you end up with 79,000 machines.

However, one must recognize that equipment is not all CPUs. As a result, you must discount the figure of $250 million to account for routers, firewalls, machines for employees, etc... So let's assume for a minute that only about $200 million is going to the CPUs. That still leaves us with 719 racks or a bit over 63,000 machines.

Even if we discount other equipment to be costing $100 million, we end up with a bit over 31,654 machines on 359 racks.

So how much processing power is that? Well, once again, the Google cluster document provides some interesting tidbits. Per the document, the racks that were used were
88 dual-CPU 2Ghz Intel Xeon servers with 2 Gbytes of RAM and an 80-Gbytes hard disk.


That means that, on the low end, the Google cluster has the following stats:
  • 359 racks
  • 31,654 machines
  • 63,184 CPUs
  • 126,368 Ghz of processing power
  • 63,184 Gb of RAM
  • 2,527 Tb of Hard Drive space


In the middle range of my estimates, the cluster would have:
  • 719 racks
  • 63,272 machines
  • 126,544 CPUs
  • 253,088 Ghz of processing power
  • 126,544 Gb of RAM
  • 5,062 Tb of Hard Drive space


And on the high end of my estimates:
  • 899 racks
  • 79,112 machines
  • 158,224 CPUs
  • 316,448 Ghz of processing power
  • 158,224 Gb of RAM
  • 6,180 Tb of Hard Drive space


Assuming that the 1Ghz chip is going at about a third the gigaflops of a 2Ghz processor (3.3Gflops), we can then guess at the size of the Google supercomputer. Just for the sake of argument, let's go with 1 Gigaflop per processor. This means that the Google supercomputer has about 126 teraflops of power on the low end of my estimates, 253 teraflops on the middle end, and 316 teraflops on the high end. This would easily put it on top of the list of fastest computers in the world.

Any way you slice it, that's a lot of power.

Original font: Tristan Louis - http://www.tnl.net/blog/

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

21 octubre 2005

Cariño, el bebé se llamará 'Google'...



Walid Elias Kai y su mujer Carol tuvieron el pasado 12 de septiembre a su primer hijo. Este matrimonio residente en Suecia no sería noticia por algo tan trivial si no fuese por el nombre que le han puesto al niño. El recién nacido llevará toda la vida el nombre de Google. Más concretamente Oliver Google Kai.

Walid, el padre de la criatura, es un fan acérrimo del buscador y, cuando se enteró de que Carol estaba embarazada no dudó un momento. Le dijo “lo llamaremos Google” y, tal como ha reconocido, “mi mujer sabe que soy muy serio y que me encantan los servicios del buscador”.

Confieso que yo prácticamente levito con las prestaciones que ofrece Google. Adoro Google. Soy Google-adicto, pero a mi hijo no se la jugaría de esa manera...

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Fuente: EP3.

Etiquetas: ,

15 octubre 2005

Una rosa



Mi corazón, una flor
mi memoria, esa carta
mi alma, como vela
y mi existencia, dolor.

Rosa, mi pasión
letras, mi condena
luz, que me ciega
herido, sin dirección.

Marchita, de una helada
de un recuerdo, culpable
sin faro, que le hable
marcha lejos, de su amada.

Siembra, con esfuerzo
riega, de esperanza
colecta, con paciencia
otro día, de lamento.

15-10-2005.

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote)

Etiquetas: ,

Noticia gráfica



La que se está liando con el Estatuto catalán...

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote)

Etiquetas: ,

14 octubre 2005

Travesía



Para VMG, con cariño:

Gélido Silencio,
es mi compañero,
arden pensamientos,
él ya es un viajero.

Íntimo desierto,
teñido por luceros,
paisaje que se avista,
él ya es un viajero.

Cálido sosiego,
eterno es el sendero,
camino de un destino,
él ya es un viajero.

Marcha impaciente,
diligencia sin agüero,
tren que sale pronto,
él ya es un viajero.

Viento incesante,
tal buitre carroñero,
que atormenta mi pasaje,
él ya es un viajero.

Término entrañable,
pues sin él soy estribero,
de una historia impensable,
este amor ya es un viajero.

02 de Marzo del 2005.

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

Testamento de Beethoven



Leyendo un artículo sobre la música y la medicina publicado en los Anales de la Real Academia Nacional de Medicina, me he topado con el testamento de Ludwig Van Beethoven, redactado en Heiligenstadt, el 6 de octubre de 1802.

Este es el texto:

«A MIS HERMANOS CARL Y JOHANN

Oh vosotros, hombres que me miráis y me juzgáis huraño, loco o misántropo, ¡cuán injustos habéis sido conmigo! ¡Ignoráis la oculta razón de que os aparezca así! Mi corazón y mi espíritu se mostraron inclinados desde la infancia al dulce sentimiento de la bondad, y a realizar grandes acciones he estado siempre dispuesto; pero pensad tan solo cuál es mi espantosa situación desde hace seis años, agravada por médicos
sin juicio, engañado de año en año con la esperanza de un mejoramiento, y al fin abandonado a la perspectiva de un mal durable, cuya curación demanda años tal vez, cuando no sea enteramente imposible. Dotado de un temperamento ardiente y activo, fácil a las distracciones de la sociedad, debí apartarme de los hombres en edad temprana, pasar mi vida solitario. ¡Si algunas veces quise sobreponerme a todo, oh cuán duramente chocaba con la triste realidad renovada siempre de mi mal! y sin embargo, no me era posible decir a los hombres:
«¡Hablad más alto, gritad porque soy sordo!» ¿Cómo me iba a ser posible ir revelando la debilidad de un sentido que debería ser en mí más perfecto que en los demás?, un sentido que en otro tiempo he poseído con la más grande perfección, con una perfección tal que indudablemente pocas personas de mi oficio han tenido nunca. ¡Oh, ésto no puedo hacerlo! Perdonadme pues si me veis vivir separado cuando debería mezclarme
en vuestra compañía. Mi desdicha es doblemente dolorosa, puesto que le debo también ser mal conocido. Me está prohibido encontrar un descanso en la sociedad de los hombres, en las conversaciones delicadas, en los mutuos esparcimientos. Sólo, siempre solo. No puedo aventurarme en sociedad si no es impulsado por una necesidad imperiosa; soy presa de una angustia devoradora, de miedo de estar expuesto a que se den
cuenta de mi estado. Esta es la razón por la cual acabo de pasar seis meses en el campo. Mi sabio médico me obliga a cuidar mi oído tanto como sea posible, yendo más allá de mis propias intenciones;
y sin embargo; muchas veces, recobrado por mi inclinación hacia la sociedad, me he dejado arrastrar de ella; pero qué humillaciones cuando cerca de mí estaba alguien que escuchaba a lo lejos el sonido de una flauta y que yo no oía nada, o que escuchaba el canto de un pastor sin que yo pudiera oír nada. La experiencia de estas cosas me puso pronto al borde de la desesperación, y poco faltó para que yo mismo hubiese puesto
fin a mi vida. sólo el arte me ha detenido. ¡Ah! Me parecía imposible abandonar este mundo antes de haber realizado todo lo que me siento obligado a realizar, y así prolongaba esta miserable vida, verdaderamente miserable, un cuerpo tan irritable que el menor cambio me puede arrojar el estado mejor en el
peor. ¡Paciencia! se dice siempre; y debo tomarla a ella ahora por guía; la he tomado. Durable debe ser, lo espero, mi resolución de resistir hasta que plazca a las Parcas inexorables cortar el hilo de mi vida. Acaso será esto lo mejor, acaso no, pero yo estoy presto siempre. No es muy fácil ser filósofo por obligación a los veintiocho años, no es fácil; y es más duro aún para un artista que para cualquier otro. ¡Oh Dios, tú mira desde lo alto en el fondo de mi corazón, y lo conoces, sabes que en él moran el amor a los demás y el deseo de hacerles el bien! Vosotros, hombres, si leéis un día esto, pensad que habéis sido injustos conmigo, y que el desventurado
se consuela al encontrar a otro desventurado como él a pesar de todos los obstáculos de la naturaleza, hizo cuanto estaba a su alcance para ser admitido en el rango de los artistas y de los hombres de elección. Vosotros, hermanos míos, Carl y Johann, inmediatamente que yo haya muerto, si el profesor Schmidt vive aún, rogadle en mi nombre que describa mi enfermedad y a la historia de ella unid esta carta, a fin de que después de mi muerte, al menos en la medida que esto sea posible, la sociedad se reconcilie conmigo. Al mismo tiempo, a vosotros dos nombro herederos de mi pequeña fortuna, si se puede llamar así, que la debéis partir lealmente, estando de acuerdo y ayudándonos el uno al otro. El mal que me habéis hecho, lo sabéis, os lo he perdonado desde hace mucho tiempo. A ti hermano Carl te doy gracias particularmente por la solicirud de que me has dado testimonio en los últimos tiempos. Hago votos por que tengáis una vida feliz, más extensa de cuidados que la mía. Recomendad a vuestros hijos la virtud, porque sólo ella puede dar la felicidad que no da el dinero. Hablo por experiencia. Ella me ha sostenido a mí mismo en mi miseria, y a ella debo, tanto como a mi arte, no haber puesto fin a mi vida por el suicidio ¡Adiós y amaos! Doy a todos mis amigos, y en particular al príncipe Lichnowski y al profesor Schmidt. Deseo que los instrumentos del príncipe L. puedan ser conservados en la casa de alguno de vostros, pero que esto no provoque entre vosotros ninguna discusión. Si no pueden seros útiles para algo mejor,
vendedlos inmediatamente. ¡Cuán feliz seré si todavía puedo serviros desde la tumba! Si fuera así, con qué alegría volaría hacia la muerte. Pero si ésta llega antes de que haya tenido la ocasión de desarrollar todas mis facultades artísticas, a pesar de mi duro destino, llegará demasiado temprano para mí y desearía aplazarla. Mas aún así, estoy contento. ¿No va a librarme de un estado de sufrimiento sin término? Venga cuando viniere, yo voy valerosamente hacia ella. Adiós y no me olvidéis enteramente en la muerte; merezco que penséis en mí, porque a menudo he pensado en vosotros durante mi vida para haceros felices. ¡Sedlo!

Ludwig van Beethoven
Heiligenstadt, 6 de octubre de 1802».


Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

12 octubre 2005

El efecto perverso de las guardias



--
El Pais, 11-10-2005.
¿Aprenden más cuanto más trabajan los médicos residentes en periodo de formación especializada? ¿Es razonable, como ocurre ahora, obligar a los MIR a realizar, con esta excusa, jornadas laborales extenuantes, de hasta 30 horas ininterrumpidas? La respuesta para ambas preguntas es un no rotundo, según se desprende de varios estudios que han analizado cómo afectan las guardias sobre la salud y la calidad de la asistencia que prestan los médicos en formación.

Los resultados de todos los trabajos apuntan las mismas conclusiones: la sobrecarga de trabajo no sólo no ayuda al médico en formación a perfeccionar sus conocimientos, sino que además repercute negativamente sobre su salud y aumenta el riesgo de cometer errores médicos. Uno de los estudios, realizado en Estados Unidos, va incluso más allá al asegurar que las jornadas prolongadas que suelen realizar los médicos internos provocan una incapacidad similar a la producida por el consumo de entre tres y cuatro bebidas alcohólicas.

Aunque prácticamente ningún médico se escapa de las guardias, el peso de las más duras y estresantes, las de las urgencias hospitalarias, recae básicamente sobre los médicos residentes y muy especialmente sobre los MIR pequeños, como se conoce en el argot de la profesión a los que se encuentran en el primer año de formación. En la mayoría de hospitales españoles, muchos de estos profesionales se ven obligados a realizar entre cinco y seis guardias al mes, a menudo sin librar al día siguiente "por necesidades del servicio". Esto significa que después de 24 horas de guardia deben empalmar con la jornada del día siguiente sin apenas haber descansado, ya que la frenética actividad propia de los servicios de urgencias a menudo no deja tiempo ni para salir a tomar un bocadillo.

¿Cómo soportan los MIR estas jornadas maratonianas? ¿Qué consecuencias acarrean sobre su salud y sobre el ejercicio de su profesión? En España, el primer estudio que ha indagado en estas cuestiones ha sido realizado por la Asociación Española de Médicos Internos Residentes a través de 500 encuestas a médicos residentes de todo el territorio español y todas las especialidades médicas. Los resultados que arroja el estudio son demoledores: más de la mitad de los residentes encuestados aseguran que no libraban nunca después de realizar una guardia, por lo que llegaban a realizar jornadas de hasta 32 horas sin prácticamente descansar. El 18% admite que durante estas largas jornadas utilizaba fármacos de forma sistemática para evitar el sueño, mientras que otro 33,7% lo hacía esporádicamente. Un abrumador 60% de los médicos encuestados dijo haber cometido algún error grave en el ejercicio de su profesión a causa de la fatiga, y hasta el 34,7% aseguró que había sufrido algún accidente en la carretera tras finalizar la guardia.

La falta de descanso y el estrés también pasan factura sobre la salud de más del 50% de los médicos en formación, según se desprende del estudio. Cefaleas, lumbalgia, gastroenteritis, alteración crónica del ritmo del sueño y depresión son algunos de los trastornos más frecuentes.

La Asociación Española de Médicos Residentes decidió realizar el estudio para disponer de "evidencia científica" acerca de los efectos de las guardias sobre los 20.000 MIR que hay en España. "Existían estudios realizados en otros países de Europa y Estados Unidos, pero no teníamos datos sobre España", señala Belén Alonso, presidenta de la Asociación Española de Médicos Residentes, que está realizando el quinto año de especialización en medicina interna en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín.

Alonso admite que los médicos internos residentes, además de ejercer en el hospital una función autoformativa, también desarrollan una labor asistencial atendiendo pacientes. "El problema es que con demasiada frecuencia se abusa de esta segunda función de los MIR para suplir las carencias de personal del sistema y se utiliza a estos profesionales en formación como si fueran de plantilla y no para complementarla", señala Alonso. "Si la totalidad de los residentes libraran después de las guardias se produciría un descalabro en el sistema. Quedarían muchos huecos por cubrir", agrega. Y es que en muchos hospitales, el 90% de la actividad de los servicios de urgencias recae sobre los médicos en formación, sobre los que pesa una gran responsabilidad. Los médicos con menos experiencia son los que afrontan la asistencia más comprometida. "Desde el primer día, en las urgencias atendíamos a los pacientes, hacíamos las exploraciones, el diagnóstico y dábamos altas. Habitualmente, había dos médicos adjuntos a los que los MIR pequeños podíamos pedir ayuda u opinión, pero no era fácil que nos pudieran echar una mano en un servicio completamente saturado", explica Ona Meroño sobre su primer año de MIR en el Hospital Josep Trueta de Girona. Ahora está en el cuarto año de especialización en cardiología y las guardias son menos frecuentes y menos estresantes. Pero en su primer año de residente se vio obligada a realizar más de una guardia a la semana en la puerta -como denominan los profesionales al servicio de urgencias-, casi siempre sin poder librar al día siguiente. "Después de 24 horas agotadoras, que aguantaba a base de café y coca-cola, empezaba sin descansar una nueva jornada. Y no te digo cómo estaba: física y mentalmente fatigada. En estas condiciones nadie puede rendir lo suficiente y corre mayor riesgo de cometer errores", explica Ona.

El estudio de la Asociación Española de Médicos Residentes destaca que el sistema de formación MIR "es inevitablemente duro, pero es el mejor de los sistemas posibles para que un médico se convierta en un buen especialista". Sin embargo, el trabajo concluye que hay que mejorarlo, con una regulación de las condiciones de trabajo de los residentes, "por el bien del propio residente, por el de los pacientes y por el del sistema sanitario". "Es erróneo pensar que cuanto más se trabaja más se aprende, porque existe un punto en que la fatiga impide adquirir nuevos conocimientos", indica Alonso.

La presidenta de la Asociación de Médicos Residentes recuerda que la ministra de Sanidad, Elena Salgado, se comprometió a regular las condiciones de los MIR mediante un real decreto. En él se debería incluir, según la asociación, la libranza obligatoria después de la guardia, una mejora salarial y la delimitación de las funciones de los MIR. "Es preocupante que sólo el 27,4% de los residentes estén supervisados durante las guardias y que casi el 40% de los informes de alta los den ellos sin ninguna supervisión porque no hay médico adjunto disponible", lamenta Alonso.

Como si hubieran tomado cuatro copas.
El 34,7% de los médicos encuestados por la Asociación Española de Médicos Internos Residentes aseguran haber sufrido algún accidente de tráfico al finalizar una guardia. Y es que, según un reciente estudio realizado en Estados Unidos y publicado en la revista JAMA, la privación de sueño y la fatiga que sufren los médicos jóvenes durante las guardias provocan una incapacitación comparable a la causada por el consumo de entre tres y cuatro bebidas alcohólicas. El citado estudio, realizado por investigadores de la Facultad Brown de Medicina y la Universidad de Michigan (EE UU), es el primero que compara la falta de sueño de los médicos en periodo de formación con el consumo de alcohol. Mary A. Carskadon, catedrática de Psiquiatría y Conducta Humana de la Facultad Brown de Medicina, destaca la necesidad de "mejorar las dependencias de descanso para los médicos durante las guardias, ofrecerles transporte de ida y vuelta y subrayar la importancia de recuperar el sueño después de una guardia fatigosa, porque existe un riesgo para los propios internos y para los demás conductores".

En Estados Unidos se estableció en 2003 un límite de 80 horas semanales para los médicos internos. En España, a falta de una regulación de las condiciones laborales del los programas MIR, los sindicatos médicos y la Asociación Española de Médicos Residentes exigen que se cumpla la directiva europea que obliga a librar tras una guardia. Algunos hospitales aplican ya esta medida.
--

Vergonzoso, ¿verdad? En estas condiciones de trabajo es normal que la sanidad pública sea tan poco resolutiva a veces.

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

10 octubre 2005

El miedo al compromiso



Cada vez más, nos encontramos en las consultas psicológicas a personas con cierta edad que no tienen pareja. Este aspecto es importante, ya que desean tenerla pero les da miedo comprometerse de por vida con alguien. Por supuesto, el factor edad es menos relevante para este problema, pues cada uno encuentra pareja en diferentes momentos y a diferentes edades...

Sin embargo, el hecho de querer vivir en pareja y no poder hacerlo por miedo, es un factor que nos descubre una personalidad peculiar que se puede tratar y mejorar con el fin de que el individuo consiga su objetivo.
Aparte de las personas que acuden a consulta con un propósito claro de mejoría, existen otras personas que parecen jóvenes eternos, los típicos amigos que no dejan de salir por la noche a discotecas y fiestas y que parece que mantengan la energía de los 15 años, cambiando a menudo de pareja, sin conseguir centrarse.
A pesar de que el grupo de referencia de estas personas avanza y forma familias, ellos siguen en la dinámica de hace años, sin existir un ápice de progreso en su dinámica habitual, comi si estuvieran estancados. Todos los que les rodean se dan cuenta de ello e incluso, se lo comentan, pero es fácil encontrar, por su parte, una mala contestación, una gracia o una justificación desmesurada.

Siempre poniendo pegas a las parejas.
Estas personas suelen ser buenos conquistadores. Sin embargo, sus relaciones a menudo se rompen en poco tiempo por su miedo al compromiso. Este miedo se va a reflejar muy claramente en la retahíla de "peros" que van a encontrar en sus distintas parejas. Todas tendrán algún "pero" y no serán las ideales para ellos.
También es muy común que el nivel de exigencia de estas personas sea muy elevado. Mantienen el listón muy alto, con lo que es difícil que ninguna pareja consiga alcanzarlo. Por otro lado tendrán dificultades en expresar sus emociones, precisamente por ese miedo al compromiso y a que la pareja se crea más de lo que el otro desea.
Por ello, pocas veces demostrará sus sentimientos. La frase "te quiero" no estará en su repertorio y, por supuesto, las parejas se cansarán de no recibir nada y le abandonarán.

Normas rígidas.
Como una característica de personalidad importante, estarán sus "normas rígidas" de cómo tiene que ser una pareja. Si las cosas no salen o no son como ellos esperan, se frustarán y tirarán la toalla sin luchar, ya que considerarán que su punto de vista es el correcto y que ellos no son los que tienen que cambiar.
Son personas muy controladoras y estando solos, consiguen controlar todo su entorno, pero cuando comparten su vida con otra persona, el control desaparece, ya que no pueden controlar al otro.
Aparecerá un miedo a las posibles consecuencias de sus conductas que no conocen, ya que serán situaciones nuevas vividas en pareja. Este miedo les provocará angustia y por supuesto, un rechazo a esa situación que les resulta tan poco protectora.
Romperán las relaciones una y otra vez por falta de estrategias para solucionar las cosas novedosas que se les planteen.

Jóvenes eternos.
Su afán de diversión y de fiesta no es más que una coraza para disimular el malestar que les produce su situación, pues son conscientes de su pasividad y de su poco avance, sobre todo cuando tienen con quiénes compararse (amigos que se casan, que tienen familia, etc.).
Su dificultad para expresar emociones y sus normas rígidas de cómo tienen que ser las cosas, les impiden buscar ayuda y seguirán manteniendo el papel de jóvenes eternos, hasta que la presión encubierta mantenida durante mucho tiempo les provoque problemas emocionales, como la depresión.
Caerán en picado y su coraza se caerá con ellos, apareciendo entonces todas sus debilidades y todos sus miedos, a los que no sabrán hacer frente.

Dificultades para comunicarse.
Otra característica es su dificultad a la hora de comunicarse, ya sea con las parejas o con los amigos. Rara vez expresan sus ideales o sus discrepancias, manteniendo siempre la perfección.
No hablan de ellos ni profundizan, y sus conversaciones tratarán siempre de temas superfluos con el fin de dirigir la atención hacia otros temas y no hacia sus verdaderos miedos o dudas.
Con las parejas mantendrán una comunicación activa y conquistadora, pero poco concluyente, con vacíos y lagunas, y no se darán a conocer tal y como son, cosa que hacen con casi todo el mundo.
Tienen que mantener su rol de juerguistas por temor a ser criticados o minusvalorados por otros y así, no podrán expresar sus miedos con facilidad.
Aquí también aparece un miedo a sentirse inferiores o a que alguien conozca sus verdaderas emociones, con lo que el no compromiso ayudará a mantener intacta esta parcela tabú.

Parecen ideales, pero no lo son.
Parecen las parejas ideales a simple vista, entran mucho por los ojos y gustan a casi todos. Son atractivos, graciosos, comunicativos... Pero a la hora de la verdad, cuando aparecen problemas o cuando hay que hablar más en serio, no saben estar a la altura.
Cambiarán de tema y se saldrán por la tangente, provocando en los demás sospechas o extrañeza. Quieren pasar desapercibidos, pero al final todos hablarán de su comportamiento.
Probablemente, una vez alcanzada cierta edad, estas personas caen en un pozo sin fondo cambiando completamente su percepción de las cosas y dándose cuenta de sus debilidades.

¿Cómo superar el miedo al compromiso?
Por supuesto, deberán ir tocando punto por punto y, probablemente, con ayuda de un profesional, todos los aspectos que hemos comentado más arriba. Necesitan:
1. Llevar a cabo una cura de humildad. Expresar sus inseguridades a algún amigo les ayudará a descargar la presión y a comprobar que no pasa nada.
2. Valorarse más a sí mismos, tal y como son, con sus defectos y con sus virtudes. Controlar la autocrítica será un aspecto a tratar.
3. Buscar todos sus miedos y desmontarlos con razonamientos coherentes. Es más que probable que tengan muchas distorsiones y errores cognitivos.
4. Regularizar su necesidad de control y permitirse ser más libres a la hora de realizar ciertos comportamientos.
5. No es necesario que las cosas sigan siendo como se las han impuesto, pueden cambiarlas.
6. Analizar sus historias familiares para buscar "porqués". Seguramente, proceden de una educación rígida con padres sobreprotectores, con muchas normas y con críticas cuando se rompen dichas normas. Esto ayudará a la persona a darse cuenta de que muchos comportamientos no son suyos, sino inculcados desde la infancia, y que pueden cambiarlos porque sus padres ya no están en situación de poder criticarlos, pues ya es un adulto.

Fuente: Terra.

Estas palabras describen a alguien que conocí hace tiempo ;-)

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

Érase una vez... la gorra de pelo!



Si tienes el pelo 'a lo afro' puedes lucir una gorra como la de nuestro amigo Darain Housen, confeccionada gracias a un original corte de pelo. El artículo original no tiene desperdicio.

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

05 octubre 2005

Renovación TEM: una adicción



Introducción: en diciembre me caduca el TEM (Técnico en Emergencias Médicas) y en teoría ya no podré seguir saliendo en ambulancia.

Mi situación es crítica: trabajo los fines de semana y los cursos de renovación de susodicho título tienen lugar también los fines de semana.

Encuadre real: soy voluntario, luego no cobro por mis servicios (y bien orgulloso estoy de ello).

Problema: si no puedo asistir a los cursos gratuitos, no puedo renovar mi TEM. Si no renuevo, no salgo en ambulancia.

Solución: renovar el TEM pagando.

Crisis mental que me acontece: me atormenta pensar en pagar por tener en regla mis papeles de voluntario en SAMUR-Protección civil.



Consecuencia real: perderé mi sufrido dinero por ser voluntario. No sé qué hacer.

Desenlace: voy a pagar; salir en ambulancia me proporciona tal gusanillo que vale la pena deshacerse de 79 € para seguir sientiendo ese cosquilleo en cada aviso.

Moraleja: el ayuntamiento hace perder dinero a sus voluntarios y todos tan contentos... Ellos saben que nos gusta y 'no podemos dejarlo'. ¡Qué bien se vive del prójimo!

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,

03 octubre 2005

Eclipse anular




Hoy ha tenido lugar el primer eclipse anular visible desde España desde hacía 241 años. La reducción de la luz solar ha llegado al 91% sobre las 11.00 horas. Durante el eclipse anular la temperatura ha descendido 8 grados aproximadamente. Hasta el 2026 no volveremos a disfrutar de otro eclipse, aunque esa vez será total.

Un saludo, Tarek (iRC: Progenote).

Etiquetas: ,