Progenote's blog

16 julio 2006

La llamada del terror


Qué lástima que en los albores del siglo XXI todavía sucedan estos lamentables hechos bélicos, que demuestran que los mayores enemigos del hombre son su egoísmo y su propia estupidez. Somos una especie autolítica, que con el tiempo sucumbirá ante su lamentable afán de poder. No harán falta pandemias de gripe aviar, crisis económicas o desastres naturales. La peor desgracia caída sobre el hombre es la maldad inherente a su especie, cual cáncer inducido por los genes. Ya lo dijo Albert Einstein: "Sólo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana, y de lo primero no estoy seguro". Desgraciados son los pobres -mujeres y niños- que tienen que sufrir las consecuencias de estos bélicos actos, muestra de la oligofrenia colectiva, aunque negada, que hay esparcida por el mundo. Qué pena que la historia de Hitler con el pueblo judío se repita ahora entre éstos y el pueblo palestino; la máxima de aprender de la historia no se cumple una y otra vez. Cuánta pobreza hay en el mundo, pero también cuánto cinismo, como el de la ONU, que corre un tupido velo al no pronunciarse sobre el terrible genocidio contra civiles que viene teniendo lugar estos últimos días. La Suíza del Oriente vuelve a derrumbarse ante nuestros ojos y nadie hace nada. Espero equivocarme, pero de aquí a unos años yo pronostico una tercera guerra mundial. Primero Afganistán, luego Irak, ahora Líbano, después será la aliada Siria... ¿Qué será lo siguiente?

Etiquetas: ,