Progenote's blog

28 octubre 2007

Quemaduras por fósforo blanco

Caso clínico

Las imágenes que se muestran a continuación corresponden a un varón de 19 años que presentaba quemaduras dolorosas en el cuero cabelludo de la parte posterior del cráneo, secundarias a la exposición a un agente químico incendiario.



Tras retirar los vendajes que se aplicaron como tratamiento prehospitalario, se observaron emanaciones de humo provenientes de las heridas.

Las lesiones a la luz natural mostraban un color amarillento y tenían un aspecto ceroso, mientras que a la luz ultravioleta presentaban fluorescencia, hechos que concordaban con quemaduras por fósforo blanco.

Se procedió a retirar las partículas remanentes y a efectuar un lavado abundante con suero salino. Con estas medidas el dolor fue remitiendo, pero dada la persistencia de fósforo blanco en la piel, se tuvo que proceder al desbridamiento quirúrgico.

Fósforo blanco

El fósforo blanco es un agente incendiario utilizado en tipos particulares de munición. En la jerga militar se le conoce como "WP" (white phosphorus).

Los primeros usos podrían datar del siglo XIX, utilizado como pantallas de humo en la Primera Guerra Mundial, y a finales del 1916, cuando el ejército británico introdujo las primeras granadas de fósforo blanco.

Desde el punto de vista químico, el fósforo blanco es un alótropo del fósforo y es muy lipofílico, lo que conlleva una fácil penetración intracelular. El fósforo blanco combustiona espontáneamente al entrar en contacto con oxígeno ambiental.

En contacto con la piel produce quemaduras profundas, extensas y dolorosas, de segundo y tercer grado. La absorción de fósforo en las zonas quemadas puede conducir a toxicidad sistémica (nefro, hepato y cardiotoxicidad).

El tratamiento consiste lavar las quemaduras precozmente con agua o suero salino y proceder a su cobertura con vendas húmedas, hasta efectuar el tratamiento definitivo, que consiste en el desbridamiento quirúrgico.

Pese a los efectos devastadores del fósforo blanco, no hay una regulación internacional sobre su uso militar, y en la actualidad se sigue utilizando como elemento armamentístico productor de lesiones graves, tanto en personal militar como en civiles desarmados.

Imágenes y texto propiedad de NEJM (c). Vía OVID.
Traducción del artículo original por Progenote.
Otros datos obtenidos de Wikipedia.

Etiquetas: ,

2 Comments:

  • Tú sí que me enciendes y no eres de fósforo. TQM ;@@@@@@@@@@@@@@@@@

    By Blogger Progenote, at 28/10/07 23:54  

  • Yo me quemé con fosforo y quiero decir que estuve 6 horas ardiendo, no quiero ni pensar que le pueda pasar a alguien es horrible y muy doloroso, me han quedado unas cicatrices de miedo.

    By Anonymous Anónimo, at 10/9/09 22:19  

Publicar un comentario

<< Home