Progenote's blog

06 diciembre 2007

¿Quién será el que cuide de mí?



Hoy me ha enseñado mi hermanito que esos señores con largos y cuidados cabellos negros cubriendo la mayor parte de su pálida tez, pertenecen a un movimiento denominado EMO, que data de los años 80 y cuya esencia fundamental podría ser resumida en expresar emociones de melancolía e infelicidad, asumiendo ese estado como forma de vida.

Creo que al igual que Antony and the Johnsons, todos llevamos a un pequeño ser EMO dentro de nuestro corazón, pero que sólo sacamos cuando se nos presenta ante la vida una situación difícil de sobrellevar. La mayor parte de las veces salimos adelante y escondemos a nuestro EMO, pero cuando caemos en un círculo de emociones negativas y nos vemos impotentes, sin fuerzas ni ánimos, sale nuestro amigo EMO a recordarnos lo lamentable que es nuestra existencia. Y es entonces, cuando incurrimos en un error, de no achicar agua cuando el barco se hunde.

No hemos de navegar a la deriva en una marejada de desgracias. No podemos rendirnos ante las desavenencias de la vida. No debemos asumir un estilo de vida depresivo. No debemos abandonar.

Hay que luchar por salir a flote. Hemos de confiar y para así poder apoyarnos en nuestros seres más queridos. Debemos buscar un flotador. Sólo la muerte no tiene solución; eso sí es un fracaso. Hay que luchar por respirar, incluso cuando la presión dificulte la toma de aire. Se ha de cambiar una tendencia negativa. Hemos de evitar nuevas olas que nos ahínen. Ante una línea que apunta a un lugar oscuro de retracción, angustia y sufrimiento, hemos de trazar la perpendicular para alejarnos lo más rápida y eficientemente posible.

Tesoro, no dejes de luchar. Pero si andas floja de fuerzas, deja que te echen un cable.

Dedicado a Patricia, que está pasando un mal momento.

Te amo ;@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Etiquetas: ,

2 Comments:

Publicar un comentario

<< Home